Bienvenidos a World of Blood and Poison, un foro que se desarrolla en Corea del Sur y la ciudad principal en donde ocurren los hechos es Seoul. Un mundo en donde en la actualidad lo que abunda es el terrorismo y la Inseguridad para aquellos habitantes que no se encuentren al pendiente de cada situación determinada, comenzando a ser esto a mediado del año 2009 cuando China decidió dar en libertad al pueblo Taiwanes en conjunto con su país, siendo ahora Taiwan un país completamente independiente. En la actualidad la policía investiga a un grupo de personas que se hacen llamar "La Organización" la cual cobró mucha más fuerza bajo el gobierno de Park Chang-Hee, un presidente que gobernó en el período entre los años 1963 y culminó con su muerte en 1979, siendo su misma muerte hecha porque la Organización al no haber cumplido con su cometido (Teoría policíaca basada en los hechos del como se encontró su cuerpo en su despacho precidencial) Actualmente los países de Asia Oriente se encuentran en una alianza para según ellos formar de esta misma una potencia que puede ser la más grande y más poderosa que nunca jamás se ha visto, estando a la cabeza los Presidentes de dichos países más el joven emperador quien aun está siendo investigado por la policía para constatar si el mismo se encuentra involucrado con Organización y el por qué de esto, para poder llegar a la conclusión que se necesita para que cada país que está siendo gobernado por dichos individuos pueda hacer algo al respecto.
Conectarse

Recuperar mi contraseña


Enlaces Directos


Están en Línea
¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 41 el Jue Ago 20, 2015 1:56 am.

Últimos Temas
Últimos temas
» Petición de Personajes Cannon.
Jue Feb 21, 2013 1:10 pm por Seohyun

» Dream School [Afiliación Élite]
Dom Dic 16, 2012 9:15 am por Invitado

» Have; Don't Have {Afiliación Élite}
Dom Dic 09, 2012 6:50 am por Invitado

» [Elit o Normal] Midnight Fantasy Island -Yaoi-
Dom Oct 28, 2012 12:03 am por Invitado

» Twin Hogwarts Seoul {Élite}
Mar Oct 16, 2012 1:54 am por Invitado

» Yesul academy {Foro RPG Kpop} Personajes cannon libres. {Élite}
Mar Oct 09, 2012 1:37 pm por Invitado

» Norwich (Recien abierto) {NORMAL}
Mar Sep 18, 2012 5:48 pm por Invitado

» The Sky Of Seúl {Élite}
Miér Sep 12, 2012 2:33 am por Invitado

» U KNOW U <3 ME [Afiliacion Elite]
Sáb Sep 01, 2012 4:06 am por Invitado


La Organización
Corea del Sur
La Organización, son un número de personas "Ilimitado" Con un único fin, y es el de poder alcanzar el máximo poder en el Mundo, convirtiendo a Corea del Sur en la más grande y Prepotente potencia que nunca antes ha existido jamás; Su ambición no tiene ni límite ni detenimiento, y fue creada o se dio a conocer a mediados de los años 50, en donde tomó poder y comenzó a hacer de las suyas cuanto y como podía... ¿Su localización? Es completamente desconocida salvo por aquellos que sean miembros de la misma, su meta es llegar a crear una tercera guerra mundial en donde sus "Super Humanos" Sean los que ganen la batalla, sus objetivos a obtener son todas aquellas personas con un coeficiente intelectual bastante alto, pero sobre todo aquellos que vienen de generación en generación, si traiciones mueres... Y si mueres ya no existes en la faz de la tierra... ¿Estás listo para vivir en un mundo en donde debes de no confiar en nadie que te rodee?

Station of the Year


Mayormente nublado
Viento: SO a 26 km/h
Humedad: 70%

Hermanos

.exoplanetForum .apinkpanda
Élite

Ashley Image and video hosting by TinyPic UnforgottenSummerCamp Calapalooza! The Afterlife Oblivion Photobucket Clash of Kingdoms Image and video hosting by TinyPic academia phöinix Guardianes 7th & Spring Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Photobucket Panem Games Wizard 4 Ever Oxford University Photobucket Image and video hosting by TinyPic CAN'T GO ON RPG Photobucket Université Fourvière Whitechapel Murders We Got Married Lynaica http://illiweb.com/fa/pbucket.gifPhotobucketPhotobucket

Normales

Awards
MEJOR PJ MASCULINO
NOMBRE PJ
MEJOR PJ FEMENINO
NOMBRE PJ
MEJOR PJ ROLER
NOMBRE PJ


Credits
Skin diseñado por Skaôi de SourceCode. Resto de los créditos.

Copyright

Primer día y ya te estoy odiando... {Priv/ Jun Su}

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Primer día y ya te estoy odiando... {Priv/ Jun Su}

Mensaje por Wang Fei Fei el Lun Jul 02, 2012 4:44 pm

Aun eran la 1:35 de la mañana y Fei metida en el computador haciendo aquel trabajo de diseño que le había sacado canas desde la semana pásala y que debía entregar en su clase de artes cuando entrar a la universidad, pero no solo estaba terminando su trabajo sino que se distraía hablando cualquier cosa loca con su mejor amiga que por su culpa aun mantenía despierta, se rasco un poco la mejilla izquierda para luego quitarse aquellos lentes de montura que tenían unos detalles hermoso en pedrería de color turquesa que iban bien con el color de la montura, bostezo un podo dejando todo lo que había hecho guardado, levantándose de aquella silla para tirarse sobre su cama literalmente, estaba tan cansada que tan solo se quito aquella sandalias y se dejo aquel jeans y una camisa de tirantes, y al abrazar una de esas enormes almohadas se quedo profundamente dormida rindiéndose bajo el poder de Morfeo, luego de pasar horas durmiendo ya aproximadamente hasta las 7:30 de la mañana su nana abría la puerta de su habitación caminando lentamente ─Niña levántate recuerda que debes de estar en la Universidad a las 10─ dijo aquella mujer mayor mientras retiraba las costinas de las ventanas para que la luz del sol atravesara por ellas, y al sentir esto sobre sus ojos sintió como el propio vampiro quejándose y cubriéndose con la sabanas de color azul celeste, y dándose la vuelta para quedar boca abajo esperando que su nada se fuera para seguir durmiendo un poco más, pero sintió como aquella mujer la tomaba de sus tobillos y la jalaba un poco como si ella fuera en realidad su niña ─Nana!! Ya, ya me levanto que malgeniada estas! ─ dijo refunfuñando mientras se revolvía un poco el cabello y se estrujaba la cara, miro por un momento a su nana que se acercaba a ella para besar su frente y acariciar un poco su mejilla ─Se dice buenos días, menos mal que tu madre no esta le da un infarto si te escuchar hablarme así ─dijo aquella señora con una voz delicada ─Lo Siento mucho nana, no ocurrirá mas… ─ se sintió mal por escuchar esas palabras, pero luego se levanto para buscar sus cosas de baño y poder tomar una buena ducha para quitar ese fuerte sueño que hacían que sus parpados se cerrasen, ─Dejare tu desayuno en la cocina baja rápido… ─ Fei solo asintió ante las palabras de aquella mujer mientras cerraba la puerta de su habitación y se iba definitivamente hasta el baño para quitarse toda aquella ropa que había utilizado toda la noche.

Cuando entro a la ducha sintió un gran frio ya que no había colocado el agua caliente antes de entrar, hizo un mueca y luego suspiro, para dejar que el agua callera por sus cabellos mientras limpiaba el resto de su cuerpo cuidadosamente y es que ella cuidaba mucho de su piel, cuando lavaba su cabello lo hacía con una delicadeza para no lastimarse aquella herida que aun temía por que se abriera y que de ella salieran los litros de sangre como ella misma los vio cuando sufrió aquel accidente tan espantoso, al pasar prácticamente una hora o quizás más, salió de aquel baño cubierta por su toalla de color lila, mientras empujaba un poco la puerta de su enorme armario buscando la ropa que se llevaría para ir hasta la universidad, al encontrar una camisa de tirantes de color gris la tomo en conjunto con una chaqueta floreada y unos jeans azul marino cortos y al bajar su mirada se dio cuenta de que unos tacones con un detalle de una flor irían muy bien con su atuendo, al girarse se topo con la mesa de sus carteras, pero solo opto por tomar la de color azul donde guardaba su tablet, suspiro un poco y camino nuevamente hasta su cama para dejar todo eso en ese lugar, secando su piel para buscar ropa intima del mismo color que su camina quizás ya era manía de ella colocarse su ropa intima del mismo color de su ropa, y ella no se daba cuenta de eso aunque se sentías mas cómoda de esa forma. Al terminar de vestirse se coloco sus tacones para sentarse frente a su espejo y comenzar a peinar su cabello lentamente dándose el postín del mundo para hacer eso, tomando su plancha de cabello para alizar un poco mas su flequillo y tapar su ceja de lado derecho, suspiro un poco evitando resoplar su flequillo mientras alborotaba un poco su largo cabello que estaba ves caía en ondas detrás de su espalda, al dejar su peine sobre la mesa que estaba frente a ella y mantenía el espejo firme abrió aquel cajón de maquillaje que era extenso, buscando detalladamente los colores con los cuales estaba vestida maquillando un poco sus ojos y sus pómulos, para terminar pintando sus labios con un labial de color claro y tomando un brillo para cubrirlo, tomando un poco de aquel brillo con la yema de uno de sus dedos colocándolos sobre sus labios, al terminar con eso sonrió un poco tomando sus lentes de sol.

Se acerco nuevamente hasta su cama tomando aquel forro de su tablet para meterla dentro y salir definitivamente de su habitación, apartando un poco sus cabellos de su frente que estorbaban su visión en una de sus manos llevaba la tablet mientras que en la otra solo sus lentes de sol, bajando cuidadosamente las escaleras ─Niña apúrate… ─ dijo su nana nuevamente desde la cocina creando un eco por toda la casa, negó con la cabeza al escuchar aquellas palabras, y apuro un poco mas sus pasos para entrar a la cocina y encontrarse con la sorpresa de su desayuno, era extenso tantas cosas hasta postre, pero ella solo se sentó dejando sus cosas al lado de aquel mesón, mientras apoyaba su codo de la mano derecha sobre el mesón y colocaba su mejilla derecha en la palma de su mano esperando que su nana terminara de servirle aquel jugo de naranja ─Nana… ¿y mi hermano? No lo he visto ¿sabes donde esta? ─ pregunto algo curiosa ya que de verdad le interesaba el paradero de su hermano mayor, esperando que este no estuviera con la larguilucha de la modelo Eun Hye, esa que si no la pasaba ni con agua, era tan pesada para ella que cuando la veía solo la quería tirar por el balcón y más cuando le tiraba besos a su hermano cuando este se la llevaba casi arrastrando hasta aquellos lugares, ya que Fei sabia más de moda que aquel chico y no quería parecer tonto si le preguntaban el nombre de algún diseñador importante, aunque sabía que solo lo hacía para mantenerla cerca de él y evitar que se perdiera nuevamente cuando aquel guardaespaldas le dio por flojear y ella ni corta ni perezosa se fue hasta el Parque Namsan, solo para ver los fuegos artificiales, y por estar así se pedio por varias horas sin saber que carro tomar hasta que su hermano apareció de la nada ─Solo espero que no esté con la cara de calamar ─ dijo entre dientes, pero sintió como una mano acariciaba su hombro izquierdo, haciendo que se volteara y mirar a los ojos a su hermano mayor que le veía con una sonrisa.

Zun Xiu… ─ dijo en un susurro con una sonrisa nerviosa ─Deja de decirle así… ─ negó con la cabeza aquel hombre mientras tomaba asiento a su lado y tomaba aquel periódico ─No me da la gana, va mejor con ella ese apodo ─ dijo con una pequeña trompa mientras inflaba sus mejillas, pero su hermano con un dedo desinflo sus mejillas ─Deja esas tonterías y come ─ la callo mientras acercaba a ella un pedazo de kiwi a la boca, ella hizo un gesto de desagrado y mastico aquel pedazo, mientras giraba su mirada hacia su plato, mirando aquellas panqueques, pero sin crema ni chocolate ─¿Nana, que es esto porque a mí no me das lo mismo que a él? ─ dijo golpeado un poco el mesón con su mano derecha demostrando aquel capricho ─No te lo daré así ya sabes lo que te pasa si comes esas cosas ─ Fei hizo un gesto de disgusto apartando su flequillo de la cara mientras se cruzaba de brazos, pero nadie le prestaba atención porque ya estaban acostumbrados a ver esa clase de escenas cuando se trataba de ella, pero tan solo respiro profundamente y comenzó a comer su panqueque solo con frutas, pero con una cara como si estuviera disgustada, pero en eso escucho la voz de su madre venir de la sala, lo cual hizo que abriera sus ojos de la sorpresa y es que no se esperaba que su madre llegara y menos ese día que era lunes y menos que menos tan temprano, ya que al subir su rostro se fijo en aquel reloj que colgaba de la pared cerca de la nevera ─¿Que pasara que ha llegado a estas horas? ─ pregunto como si hablara con el aire, pero su nana salió casi corriendo al haber escuchado su nombre y el tono en el que lo había dicho su madre era escalofriante como si estuviera molesta y cansada.
Atuendo:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Wang Fei Fei 王霏霏
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
NOBODY CAN FULLY UNDERSTAND ANOTHER PERSON, IT'S HARD ENOUGH UNDERSTANDING ONESELF ... MAYBE THAT'S WHY LIFE IS SO INTERESTING
avatar
Wang Fei Fei
Administrador
Administrador

Mensajes : 310
Edad : 26
Fecha de inscripción : 18/06/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Primer día y ya te estoy odiando... {Priv/ Jun Su}

Mensaje por Invitado el Lun Jul 02, 2012 9:23 pm

Lunes, 6:00am y el reloj de su despertador sonaba como desesperado, como si deseaba que le escuchasen chillar como algo realmente molesto, en realidad estaba regresando a Corea del Sur nuevamente y se estaba quedando en una pequeña habitación que con el dinero de su último trabajo había conseguido rentar, Jun Su era un chico que mientras que hubiese una cama tibia en donde dormir y las sábanas suficientes para resguardarse del frío eso era mas que suficiente para poder pasar la noche, y como aun no le pagaban por ser guarda espaldas no podía darse el gran lujo de rentarse algo mas grande, andaba un tanto preocupado por no poder ver a su hermano desde que había regresado a la ciudad de Seoul pero no era para menos, el chico no deseaba verlo ni en pintura y era lo lógico, ya que el por segunda vez le había abandonado sin decir nada en lo absoluto, en definitiva la vida de Jun Su no era esa vida de perlas que muchos creían que tenía dado que el estar muerto no le daba tantos beneficios como el estar vivo, girándose en la cama para poder apagar aquel aparato infernal para que dejase de sonar, tirándolo al suelo de un solo manotón estregando un poco sus ojos y dándose la media vuelta para irse hasta el otro lado con sus ojos ya abiertos dado que ya no podía dormir mas.

Se levantó para poder hacer la cama antes de meterse bajo aquella agua que iba a caer del tubo de la ducha fría ya que el bañarse con agua tibia en ese momento no le iba a hacer bien, y luego de haber tenido la cama completamente lista solo dejó lo que se pondría para salir a presentarse a sus nuevos superiores sobre la cama, no le habían dado un uniforme en específico por lo que ir como se le diera la gana era la opción mas conveniente del momento, y yendo hasta el pequeño espacio de la cocina para hacerse algo de desayunar ya que el salir sin comer era algo que no podría permitirse en ningún momento, dejando puestas sobre el fuego y aquel sartén de hacer panqueques las panqueques que justo se iba a desayunar, sentándose aun en toalla sobre una silla de aquella mesa que se suponía era la mesa del comedor, para poder ver toda la información que necesitaría para estar al tanto de su nuevo trabajo, – No es fea… Al contrario… Tiene todo el derecho de hacerse llamar… Hija del presidente… – Dijo a aquella persona que estaba al otro lado de la bocina, – ¿Lo recibiste todo? – Preguntó aquel tipo que estaba hablando con Jun Su quien era su superior en jefe en realidad, – Si… Acá ya lo estoy viendo todo… Pero… ¿No faltaron los informes de las cuentas de la madre? – Preguntó un tanto intrigado por aquello, bajando toda la información para poder leerla de aquella laptop que tenía sobre aquella mesa mientras que bebía una lata de cerveza y fumaba como de costumbre un cigarrillo siendo algo que ya no podía dejar de hacer todas las mañanas, – Si… Pero ya sabes como es todo esto… Al parecer la mujer sospechaba que la estaban vigilando y borró todo lo que habíamos logrado obtener de la base de datos de ella… Pero si bajas un poco mas te vas a dar cuenta de que yo hice una copia con la que podrás hacer algo… La idea es que entres y saques las originales por ti mismo… – Dijo aquel tipo al chico que estaba del otro lado, – Bien… – Colgando así para ir a por las panqueques.

Ya en la mesa solo procedió a comer todo aquello que había preparado para hacerlo, en realidad no siendo demasiada la variedad pero si algo con lo que pudiese disfrutar por la mañana, y como siempre su buen acompañante otra buena lata de aquella cerveza bien fría, últimamente estaba bebiendo y fumando mas de la cuenta y era algo de lo que el mismo se había dado cuenta mas sin embargo también era algo de lo cual no estaba muy pendiente, después de todo nunca llegaba a pasarse con la bebida ni ser impertinente con el cigarrillo, – ¿Si? – dijo al ver como su celular vibraba sobre la mesa en la que estaba comiendo y luego atendiendo el mismo, un número desconocido en realidad pero el cual sintió curiosidad por atender dado que por lo general nadie conocía ese número, – Soy yo Yung… Quiero saber en donde estás porque como supe que estabas en Seoul… Quiero verte… ¿Se podrá? – Escuchando que la voz del otro lado de la bocina era la de su pequeño hermano, sonriendo un poco al escuchar que deseaba verlo, tragando un poco apresurado aquel gran trozo de panqueques que tenía dentro de su boca, – Ahora no te puedo decir en donde estoy… Pero en la noche te buscaré en donde tus abuelos… ¿Vale? – Dijo al menor a través de aquella bocina de su propio celular, – Te estaré esperando entonces… – Escuchando el luego de aquello el sonido de que el chico había colgado la llamada, dejando su celular sobre la mesa nuevamente para continuar comiendo de lo que aun quedaba sobre su plato.

Estando completamente listo y dejando todo en sumo orden como siempre, solo procedió a vestirse para poder salir del lugar e ir directamente hacia aquella casa en donde a partir de ese día tendría que trabajar, tomando entonces un taxi para no tener que llegar tarde en su primer día ya que tendría que estar a las 9:00am en aquella gran casa que solo había tendido la oportunidad de ver en fotos, indicándole a aquel chofer el lugar el cual era su destino y esperando a llegar sin ningún tipo de percance, y llegando entonces hasta aquel lugar solo se bajó del auto dando una pequeña venía a aquel señor y luego pagando por sus servicios, viendo no desde muy lejos que al mismo tiempo venía llegando un auto bastante elegante y lo suficientemente lustrado como para saber que no estaba siendo alguien importancia mínima que llegaba, – Buenos días… ¿Tú eres el nuevo guarda espaldas de mi hija enviado por mi ex esposo? – Escuchó de aquella señora bastante fina y que a leguas se le notaba un mal genio, – Si… A sus órdenes… – Dijo dando una reverencia de 90º para ser mas formal y respetuoso, – Para ser uno… Tus fachas no son las adecuadas… Deberás cambiarte en cuanto te presentes ante mi hija… ¿Estamos claros? – Dijo aquella señora mientras que puede que viera a Jun Su con ojos que no eran precisamente ojos de repudio si no como que con ganas de muchas mas cosas, alzando su mentón con aquella revista que traía en sus manos, – Si señora… Como guste… – Contestó mientras que solo mostraba una expresión neutra ante la inspección de aquella mujer con aquella mirada que al vista se notaba lasciva.

Estando ya dentro de aquel gran y extenso jardín al lado de aquella mujer que no lograba ponerlo incómodo pero si algo inquieto ya que su comportamiento no era normal para con un simple “Empleado” como se estaba haciendo pasar el mismo, llevando ambas manos a los adentros de los bolsillos de aquel pantalón que llevaba puesto en ese momento escuchando como aquella misma mujer, la mujer de la cual estaría pendiente a partir de ese momento llamaba a otra persona, mientras que su mirada solo se centraba hacia el frente pero sin dejar de ver sus alrededores disimuladamente, – Fei… Este es el guarda espaldas nuevo que tu padre ha enviado para ti… – Escuchó decir de la misma mujer a una chica bien parecida, y que a leguas se notaba era una niña de mamá y papá, sin la menor intención de verla demasiado solo se dispuso a hacer la misma reverencia de la mañana para presentarse, – Soy Kim Jun Su… Para servirle… – Dijo respetuoso estando no mas de dos minutos en aquella postura para levantarse dejando aquella mochila sobre su hombro derecho esperando a que aquella chica dijese algo, – Que respetuoso es… Y además muy guapo… Espero que le trates bien Fei… Si no pediré a tu padre que sea el mío personal… – Escuchó de aquella mujer entrecerrando un poco sus ojos ante aquel comentario, mientras que simplemente se hacía el de los oídos sordos y esperando a que las cosas no fueran peores teniendo a aquella mujer tras de el.
Spoiler:

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Primer día y ya te estoy odiando... {Priv/ Jun Su}

Mensaje por Wang Fei Fei el Mar Jul 03, 2012 8:10 am

No le prestaba ni la más mínima importancia a las palabras de su hermano ya que este solo se quejaba de lo que ocurría en el mundo, como si a ella le interesara si la capa de ozono se destruyera completamente, resoplo un poco su flequillo mientras acercaba una de sus manos hasta aquel envase que contenía el chocolate, aunque lo hacía con lentitud para que nadie se diera cuenta pero cuando estuvo a punto de tocarlo su hermano le golpeo levemente la mano para que dejara de hacer eso, Fei solo miro fijamente apretando fuertemente su mandíbula ya que odiaba que la tocaran de esa forma en particular, retiro su mano de ese lugar y respiro profundamente para terminar de comer aquellos panqueques que aunque solo eran eso no sabían nada mal, termino por comerse aquel pequeño tazón de frutas, que una que otra no le gustaban y solo las dejo en ese tazón esperando un momento para terminar de masticar todo aquello, limpiando un poco su boca con la servilletas que estaban a su mano derecha, se levanto de aquel mesón caminando directamente hasta aquella gran nevera de dos puertas, pensando si poder tomar uno de esos pudines de vainilla e irse nuevamente hasta su habitación y terminar de arreglar sus cosas e imprimir aquel trabajo para irse definitivamente hasta la universidad y colocar aquella cara de niña linda que trataba a todos bien y eran igual a ella, aunque los únicos que sabían cómo eran en realidad una chica frágil detrás de esa mascara de niña terca y fastidiosa era su familia y sus amigos mas cercanos aunque estos se pueden contar con una mano, ya que cuando era realmente molesta nadie la soportaba y esa era una de las razones por la que ella no hablaba en clases y se mantenía estudiando en el jardín principal para no ser interrumpida por nadie, al darse cuenta de que casi todas las chicas que estaban en la cocina la miraban fijamente cerro de un portazo la nevera ya que si sacaba algún dulce a esas horas recibiría un “no te lo comas” esas palabras le rondaban por la cabeza y suspiro para no ver aquellas chicas de forma que seguramente se asustarían con lo malgeniada que resultaba ser cuando no podía tener lo que quería en ese momento, así que simplemente se volvió a sentar en aquella silla para terminar de tomarse aquel jugo de naranja.

─¿Oye? ¿Tu porque no te has ido? es tarde…─ dijo su hermano aun pendiente de terminar su comida, ella tan solo negó con la cabeza dejando el vaso sobre el mesón para tomar sus cosas y colocarse los lentes de sol, pero en ese instante en donde ella se había bajado de la silla su nana tomaba su brazo ─¿Que pasa nana, mi madre te ha dicho algo malo de mi?─ pregunto con una voz calmada mientras apretaba un poco su mano contra aquella tablet, respiro profundamente esperando la respuesta de aquella mujer ─Niña… tu madre ha traído a alguien y necesita verte en este momento─ suspiro fuertemente, pensando que de seguro trajo con ella uno de los hijos de sus amigas para que ella dejara de ser de esa forma y volviera hacer aquella chica, que solo asentía a cada palabra que su madre le daba, pero esto solo duro cuando estaba en Francia y hasta cuando llego a China, pero aun así no le gustaba ser acalla antigua chica que todo era un “Si” y una sonrisa, pero su hermano interrumpió aquellos pensamientos ─Ve a ver que quiere mi madre, no la hagas esperar y lleva tu teléfono contigo por favor no quiero llamarte y que me caiga la contestadora─ dijo casi en un reproche, pero ella solo asintió y movió un poco su cabello para no hacerle una mala contesta a su hermano, que en ciertas ocasiones le caía mal pero aun así le tenía un gran aprecio ya que era sangre de su sangre, aunque el tenia razón ya que el día de ayer ella había dejado en su escritorio aquel iPhone y cuando llego de sus clases su hermano estaba que echaba humos porque le tenía que decir algo sobre su madre, pero ella no le prestó atención solo le había dicho que estaba bien y ya, como si fuera lo más normal del mundo, acomodo un poco su cabello para comenzar a caminar con su nana, pero esta la soltó y dejo que ella sola saliera de la cocina, aunque Fei se extraño de aquella reacción solo negó con la cabeza saliendo de aquel lugar empujando la puerta de madera, caminando lentamente hasta la sala.

Al mirar lo que tenía en frente para ella fue inevitable bajar un poco sus lentes de sol, para mirar al chico de arriba abajo enarcando una de sus cejas, jamás se había imaginado que uno de los hijos de sus amistades se vistiera de esa forma y menos para verla a ella, pero al ver a su madre que se aclaraba la garganta inclino un poco su cabeza en señal de respeto ─Madre… Buenos días…─ dijo en un tono dulce sonriendo un poco, pero luego junto sus piernas colocando su mano izquierda que estaba libre en sus caderas escuchando las palabras de su madre, al escuchar que era su guardaespaldas nuevo, sonrió sarcásticamente, una nueva víctima para que lo corrieran a patadas como lo habían hecho los otros, al escuchar el nombre de aquel chico, retiro sus lentes para colocarlos sobre su cabeza y cruzas sus brazos sobre su pecho, abrazando su tablet y acercándose un poco más al chico para mirarlo ─Como gustes madre, si lo quieres bien sabes que no necesito que un bueno para nada este detrás de mi─ dijo en forma chocante sin ningún miedo de que aquel chico viera esa parte tan odiosa de ella, así era mejor que se alejara como los demás ─Fei compórtate…─ dijo aquella mujer de hermoso rostro, Fei tan solo sonrió forzadamente por esas palabras ─Lo siento, bienvenido a esta casa… espero llevarme muy bien contigo─ su forma de hablar había cambiado drásticamente ahora parecía tan dulce que no rompía ni un plato, aunque detrás de esa sonrisa solo se las ingeniaba para salir de aquel lugar dejándolo con la palabra en la boca, al ver que su madre se retiraba sin decirle adiós por lo menos mordió su labio inferior volviendo a mirar aquel chico.

─Bien creo que hoy será tu primer día ¿no? ─ Dijo un tanto fría, bajando sus manos para moverlas un poco ─Pues no pretendas ir conmigo a la Universidad de esa forma tan horrenda, o no mejor te quedas y me evito problemas con un… ─ se alejo un paso de él para volverla a mirar como lo hizo cuando lo vio por primera vez ─Con un... mejor olvídalo prefiero no mantener conversaciones con los empleados, así que desaparece de mi vista.─ suspiro un poco esperando una respuesta de ese chico aunque camino un poco para sentarse sobre la silla de aquel gran piano de coloca, ya que esperaba que él se fuera para ir hasta su habitación y tomar sus cosas y desaparecer de su vista, ya que por ningún motivo quería ir hasta aquel lugar con un guardaespaldas como si fuera una niña que necesita la mano de un adulto para caminar, abrió por un momento aquel forro de la tablet para ver su horarios de clases, aun tenía el tiempo suficiente como para entrar aquella clase de arte, entregar el trabajo e irse hasta la biblioteca para buscar nuevas cosas para sus diseños, aunque sus ojos estuvieran puestos en aquel aparato, no dejaba de mirar al chico de vez en cuando esperando que se fuera de la sala, y rogando que su hermano se fuera cuando ya ella se hubiera marchado de la casa, no quería ser interrogada nuevamente de quien se trataba aquel chico y si fue una idea de ella el traerlo hasta su casa, pero mirándolo bien no era ni tan feo pero aun así odiaba que estuviera pisando su casa, aun pensaba las palabras de su madre y si eso era una amenaza pues ella misma hablaría con su padre para que le otorgará ese guardaespaldas a su madre y asusto resuelto, al final y al cabo ella no tenía intenciones de quedarse con aquel chico más de una semana como lo hizo el anterior a él y es que era mejor así se ahorraba las horas de frustración que tendría que pasar si aquel chico se acercara a ella.



Wang Fei Fei 王霏霏
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
NOBODY CAN FULLY UNDERSTAND ANOTHER PERSON, IT'S HARD ENOUGH UNDERSTANDING ONESELF ... MAYBE THAT'S WHY LIFE IS SO INTERESTING
avatar
Wang Fei Fei
Administrador
Administrador

Mensajes : 310
Edad : 26
Fecha de inscripción : 18/06/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Primer día y ya te estoy odiando... {Priv/ Jun Su}

Mensaje por Invitado el Lun Jul 30, 2012 9:36 pm

Valla, era ese el momento en el cual al chico solo le provocaba una cosa en particular, y era decirle todo lo que tenía que decirle a aquella chica realmente desubicada, era molesto para él el tener que tratar con personas como ella, las cuales se sentían como las dueñas del mundo entero, más sin embargo no sería él quien le hiciera ver que en realidad el mundo se la comería a ella en un dos por tres, estaba fastidiado ya de la vida y de todo lo que le estaba pasando como para fastidiarse más por culpa de la chica completamente inmadura a su frente, y no lo podía negar ya que la chica si que estaba bastante linda, buen cuerpo y por sobre todo unas buenas piernas toda una preciosidad para ser franco consigo mismo, pero nada que fuera a hacer que cayera a comer la manzana de la tentación o que perdiera la cabeza intentando hacer algo con ella que no era lo correcto, estaba cansado ya de problemas con mujeres y aunque sí le sobraban mujeres ninguna como aquella, escuchando como si estuviese prestando atención a los comentarios bastante fuera de lugar de la madre y de la hija llegando a la conclusión de que ambas eran tal para cual, las dos unas arpías que se creían de todo menos que en cualquier momento podía llegar una bala fría y atravesar su cráneo hasta llegar a su cerebro, siendo típico eso de personas que no sabían que era vivir la vida como realmente ella la ponía en frente a sus ojos, haciendo una pequeña venía cuando ella ya hubo dejado de hablar tan despectivamente de él, ¿Le molestaba? Para nada, peores cosas había escuchado y de mujeres mucho más interesantes y de dignas mujeres que se merecían su completo respeto si no fuera porque ella era su jefa en ese instante, aun con sus manos dentro de los bolsillos de su pantalón girándose un poco para verla sentada sobre el banco de el instrumento enorme llamado Piano.

En ese momento tenía dos opciones, o irse a cambiar y perder de vista a la chica o si simplemente irse en esas fachas con ella, no le importaba salir en esas condiciones con la misma pero era una imagen que no deseaba mostrar así como así ya que siendo ella la hija del presidente de China sería tan famosa como cualquier cantante de Corea y si era de ese modo entonces el también puede que saliera en la prensa y era algo que no deseaba ya que no le había dicho a su hermano en donde exactamente se encontraba, y tomando tras no haberlo pensado demasiado la segunda opción ya que no quería salir persiguiendo a la chica como si esta fuera un bebé y el su nana la cual tenía que cuidarla, ¿Era grande no? Entonces ¿Por qué no se comportaba como tal? Eran preguntas que se estaba haciendo en ese momento mientras que aun estaba parado en aquel lugar en medio del gran salón de la casa que parecía ser de completo cristal, sonriendo porque en verdad le causaba mucha gracia todo lo que estaba pasando, - Debo acompañarla a todos los lugares los cuales deba de visitar... O ¿Es que no sabe que esa es la función de un guarda espaldas? - Preguntó en un completo tono de sarcasmo ya que si las cosas habían comenzado de ese modo entonces iban a seguir de ese modo dado que estaba consciente de que ella no iba a poder hacerle el menor daño posible con respecto a su trabajo o labor, como quisiera llamarse lo que estaba haciendo de cuidar a una "Mujer" que en realidad era una niña de mamá y papá, - Y... Estoy bien estando vestido de este modo... Creo que usted no lee revistas de moda... Señorita... - Dijo haciendo una pequeña venía sin llegar a sonreír dado que no deseaba mostrar tan fácilmente ese lado tan pedante de él.

Ahí estaba, haciendo de las suyas para hacer sentir mal a los demás, Jun Su era un ser bastante maléfico cuando lo deseaba y podía en menos de 5 minutos hacer que una persona tuviese la auto estima tan baja que deseara suicidarse no sin antes quererlo matar, en realidad era un ser despreciable en todo momento y ¿Por qué? Porque ya no tenía ningún motivo como para querer ser bueno con los demás, lo único que hacía que quisiera mantenerse con vida era por el bienestar de su hermano, al cual no veía desde hacía ya dos años, estaba enterado de que el chico había sido adoptado por la familia presidencial China mas sin embargo no estaba consciente de donde estaba ya que había sido algo completamente confidencial y además de que el chico no le decía nada en lo absoluto, y también esa era una razón de peso para desear ser el guarda espaldas de una niña tan petulante como la que estaba sentada en el regazo del gran instrumento de cola, sacando ahora sus manos para acomodar mucho mejor su mochila sobre sus hombros ya que no tenía pensado decir ni hacer nada más que fuera esperar por ella para marcharse a donde quiera que fuera que se irían, apartando de él aquellos lentes de sol realmente oscuros para limpiarlos un poco con uno de los bordes de su camiseta en un color rosa fuerte dejando ver por completo sus ojos, ojos que si te acercabas demasiado podrías darte cuenta de lo vacías que se encontraban ¿Era cursi? Para nada si no realista, suspirando un poco mientras que mordía despacio su labio inferior dado que deseaba fumar pero estando dentro de la casa su conciencia le indicaba un severo "NO" esperando entonces en ese lugar para que el resto de los días comenzaran a partir de ese "Primer día".

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Primer día y ya te estoy odiando... {Priv/ Jun Su}

Mensaje por Wang Fei Fei el Mar Jul 31, 2012 11:26 am

Se acomodó un poco su largo cabello, mirando de vez en cuando aquel chico que aun estaba parado ¿era sordo o que? Se preguntaba constantemente ¿no peor era rebelde con ella?, se tapo la boca para no riese de sus pensamientos, de verdad se creía mucho este chico… pero lastima que nadie duraba mucho tiempo y mas con aquel carácter que se ganaba esta chica, ella se destacaba por ser la niña dulce de mamá y papá ante la prensa, siempre respetuosa digno de una señorita de alcurnia y esos era algo que le admiraban aunque solo fuera una simple mascara para ocultar su humor tan diferente a lo que se veía en las fotografías, pero muy dentro de ella era una chica verdaderamente dulce y amorosa risueña que solo quería estar en paz con el mundo que la rodeaba que por una vez en su vida no saber de política y discusiones; al levitarse de aquel asiento para ir a buscar sus cosas escucho las palabras del chico ¿no saber de moda?, mal dicho nadie podía decir eso ante aquella chica porque se había ganado la guerra de por vida, siendo ella una de las mejores en su clase de diseño, pero no se iba a poner a discutir por personas tan insignificantes ─De modas… se mucho… para eso estudio─ dijo de manera odiosa pasando por su frente haciendo una pequeña sonrisa algo falsa, alejándose de él ─idiota─ susurro para sus adentros ya este chico le estaba poniendo de malas y era mejor calmarse, olvidando lo que había escuchado, pero mejor pensaba una buena forma para que lo echaran a patadas de su casa y mas nunca verle la cara, pero de pronto escucha un grito venir de la cocina la cual era la de su hermano ─¡Fei! Quítame a este niño de mi vista no me deja leer en paz─, se toco la cien caminando hasta la cocina para buscar al niño de sus ojos el cual le tenia gran aprecio y no toleraba que su hermano por mas que sea de su sangre le alzara la voz, y al llegar a la cocina mirando al chico que solo estaba terminando su desayuno y mirando al mayor con odiosidad casi la misma mirada que ella utilizaba con la novia de su hermano.

Pero al ver que su hermano estaba con sus estupideces, no dudo ni un segundo para tomar un kiwi y lazárselo a su hermano pegándole justamente en las costillas ─Cállate, y déjalo que él no te ha hecho nada─ se acercó al chico lentamente ─Fei! Demonios no se porque mi padre te medio a ese club de tiro al blanco─ refunfuño su hermano, pero ella solo le sonrió arrugando la nazi ─Jian Yi, ni le hagas caso mejor vamos que no quiero que mi madre este con sus cosas por que le han dicho que te sales de clases pequeño…─ lo miro entrecerrando sus ojos pero luego lo tomo de una de sus manos jalándolo hasta salir de la cocina ─Nuna… yo no quiero ir ha clases… ya sabes que existen personas indeseables… ─ dijo en un tono neutro ─No me digas, pues me vale…─ se acercó a la sala tomando el bolso de él y de ella mirando que el chicos se quedaba mirando aquel nuevo guardaespaldas cosa la cual le dio mala espina ─Soo… Digo Jian Yi… él es mi nuevo guardaespaldas ya sabes… lo que hace mi padre… ─ miro por un momento al chico que ni sabia su nombre y si se lo había dicho ni le intereso ─Toma carga con eso para eso estas─ le tiro casi en la cara el volvo del chico que estaba a su lado y hasta el suyo propio y luego tomar su tablet que había dejado en la mesa de vidrio para jalar un poco al chico con ella hasta la salida esperando que la chica de la servidumbre le abriera la puerta y le hiciera una reverencia, pero al ver que solo se la hacia a ella y no miraba bien al chico casi la estrangula y es que Fei era demasiado sobre protectora con aquel chico, que formaba parte de su familia ─A ver… él es de mi familia así que como sea que te llames trata a Jian Yi como se debe o es pocos segundos estarás en la calle ¿me escuchaste?─ sentía como el chico la miraba extraño y le jalaba la mano pero no decía nada, y el humor de Fei no era el de un caramelo si no el de un limón agrio.

Cuando salieron de la casa se acercó al odio del chico ─ Disculpa… ya sabes que dentro de esa casa no soy la misma, Fei que conoces en casa de Hyo─ le sonrió un poco dulce tratando de disimular, aquella molestia que le carcomía por dentro, se coloco los lentes sobre su ojos y camino sin mirar atrás, buscando en su bolsillo trasero su teléfono, para hablar con su mejor amiga y contarle lo que había sucedido quizás para relajarse después de contar sus cosas a la única chica que era como una tumba al igual que su nada ─Nuna... esta bien ya lo se Dile a SeHun que se apure y que no me deje esperándolo dentro del salón me fastidia encontrar la mirada de una… ya sabes esa chica de pelo negro─ vio que el chico hizo una meca de desagrado cosa la cual le dio gracia pero aun así asintió enviando aquellos mensajes, al ver que aquel hombre de mediana edad o bueno se veía que tenia unos cuantos años mas que su padre le abría la puerta del auto negro y ni sabia en que trabajaba pero le tenia respeto mas que cualquiera del que estaba dentro de su casa ─Gracias…─ inclino levemente su cabeza mientras esperaba que el chico se subiera primero y luego ella mirando su teléfono esperando que su guardaespaldas subiera al auto y al ver que no lo hacia abajo la ventanilla ─¿Que esperas? sube al auto nunca he sido impuntual y este no será mi primer día muévete…─ esta ves sonaba pedante y hasta arrogante al ver al chico por un segundo detrás de aquellos lentes un poco oscuros, para volver a cerrar la ventanilla de vidrios ahumados.


Wang Fei Fei 王霏霏
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
NOBODY CAN FULLY UNDERSTAND ANOTHER PERSON, IT'S HARD ENOUGH UNDERSTANDING ONESELF ... MAYBE THAT'S WHY LIFE IS SO INTERESTING
avatar
Wang Fei Fei
Administrador
Administrador

Mensajes : 310
Edad : 26
Fecha de inscripción : 18/06/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Primer día y ya te estoy odiando... {Priv/ Jun Su}

Mensaje por Invitado el Jue Ago 02, 2012 7:06 pm

Provocaban muchas cosas menos que fueran las mismas buenas, en verdad le caía mal aquella chica para la cual comenzaría a trabajar a partir de ese día, sin más aun esperando por ella y saber cual sería su primer destino del día aunque ya estando consciente de que podría ser irse hasta la Universidad de la chica con ella misma, no estaba acostumbrado a seguir a las personas como si no tenía nada más que hacer pero desde que ocupaba ese oficio, no le quedaba de otra y sabía que esta vez sería mucho más complicado ya que las historias del como los anteriores guarda espaldas no se las creía nadie, aquellos tipos simplemente habían renunciado por no soportar a una cría como ella, esa era la conclusión a la que pudo haber llegado, mas sin embargo ella no sabía con quien se estaba metiendo si al menos intentaba hacerle el menor daño, viendo como ella comenzaba a dirigirse hacia la cocina de donde provenía algo muy parecido como si estuviesen gritando el nombre de ella, girándose un poco como si eso le fuera a solventar la curiosidad que le había dejado tal incidente, pero simplemente optó por sentarse en uno de los sofás del gran salón para esperar por ella y esperando el mismo a que no fuesen problemas de los cuales el tuviese que intervenir porque no tenía ganas de estarle salvando sus lindos cabellos en esa mañana, viendo mientras esperaba aun sentado su celular con detenimiento porque constantemente informaciones entraban e informaciones salían del mismo aparato completamente restringido a cualquier acceso no permitido.

Algo había captado por completo su atención por un momento, y había sido una voz bastante conocida en el instante en el que pudo salir de la boca de un chico, cambiada tan solo mínimamente dado que en dos años de no verle y de ni siquiera hablar con él no recordaba demasiado su voz o el como le había dejado, mas sin embargo si se encontraba demasiado cerca como para protegerle lo suficiente como para que nadie le hiciera daño en ningún momento, levantando su mirada por unos momentos porque en verdad había sido muy sorprendente el escucharle dentro de la habitación que era la cocina en ese momento, entrecerrando sus ojos de la sorpresa que se había llevado cuando sus oídos había reconocido la gravedad de la voz del menor, pero... No podía ser, ¿Qué estaría haciendo Soo en esa casa? Y si era él en realidad el rollo que se armaría sería bastante grande porque el chico no sabía cual era su ubicación y que se encontraran justo en su lugar de trabajo comprometería todo lo que sería su objetivo principal y el hecho de que el hermano mayor del chico estaba muerto y más que enterrado, por lo que si, sí iba a ser peligroso que muchos en esa casa supieran quien era él en realidad cuando en su hoja de vida simplemente se decía que era un chico con familia normal que recidía en China y bastante lejos de él, cuyos hermanos sin destino ya que era hijo único, y muchas otras cosas más, siendo necesario todo aquello para mantener al chico con vida y sano y salvo y al él de cualquiera que le estuviese buscando no precisamente para beber cerveza juntos, por lo que se levantó al ver que la chica salía de la cocina llevando su celular hacia el adentro de su bolsillo delantero y luego ambas manos como siempre era su costumbre.

Tal vez un fuerte trago de Sake no era comparado con la impresión que se había llevado al haber comprobado que el chico el cual era dueño de la voz que en principios le había dejado un poco perturbado era el mismo, el mismo que vestía y calzaba, y ahí estaba parado pensando que hacer para no decir nada que fuera a dañar todo lo que estaba planeado con suma cautela, deseaba darle tantas explicaciones al menor y en primera el porque le había mentido a cerca de donde estaba, y su mirada estaba justo puesta sobre la del menor, en ese momento puede que hubo recibido aquella mirada llena de odio pero a la vez llena de esa gran sensación de calidez que el chico siempre solía brindarle cada que podía verse por chat o con su voz cada que puede que hablasen mientras que ambos estaban lejos el uno del otro, pero al darse cuenta de que el mismo se alejaba para irse tras la chica la cual ahora era su jefa entonces comprendió que el chico había entendido cada una de las señales que él le estaba haciendo, con su mirada puede que lo dijese todo, es decir, "No digas nada" o "No me conoces" puede que ese tipo de cosas, recibiendo con algo de sorpresa lo que la chica le estaba aventando para que lo tomase, aclarando un poco su voz y sin decir nada simplemente procedió a seguir tras de ambos escuchando como la misma defendía a su hermano como si realmente fuera el suyo, y viendo como el chico de vez en cuando giraba su mirada como para comprobar que realmente era él, sin decir nada sólo sigió caminando hasta llegar al frente del auto escuchando lo que la malcriada le había dicho, revirando despacio sus ojos para llevar hacia el mismo asiento trasero ambas mochilas, y viendo como el chico se bajaba del asiento trasero para sentarse en el del copiloto, subiendo él hasta el del piloto sin decir nada, encendiendo el auto y cuando ya estuvo listo comenzó a conducir sin decir nada aun, esperando encontrar las palabras completamente indicadas para el momento.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Primer día y ya te estoy odiando... {Priv/ Jun Su}

Mensaje por Wang Fei Fei el Vie Ago 03, 2012 4:59 pm

Al ver que el chico se decidía acatar sus órdenes sonrió un poco, subiendo nuevamente aquella ventanilla, revisando sus cosas en aquella Tablet, aunque por su mente pasaba una simple pregunta “¿Por qué se vieron de esa forma?” bajo un poco sus lentes de sol al sentir que aquel chico colocaba los bolsos al lado de ella prácticamente, pero lo ignoro colocando su mirada nuevamente frente a su Tablet, mientras respondía aquellos mensajes de texto, y se reía un poco de las ocurrencias de su grupo de estudios, pero era casi imposible verla reírse cuando estaba en aquella universidad que parecía el propio infierno siempre sonriendo tratando de parecer la niña linda como decía su madre cada vez que la presentaba a un conocido pero esas sonrisas eran falsas, se apartó un poco unos mechones que caía sobre su frente, mirando de vez en cuando también al chico que era Jian Yi, ¿De verdad tengo que pasar todos los días con este chico?, se pregunto para sus adentros mientras dejaba sus cosas sobre su regazo y dejaba su vista fija en aquel chico de ojos oscuros, paso lentamente su lengua por la comisuras de sus labios, suspirando un poco escuchando el sonido de un video-juego, negó un poco con la cabeza ya que sabia perfectamente de quien se trataba y a decir verdad no le molestaba en lo absoluto, ─Oye… deja al chico en la preparatoria me imagino que sabes donde esta─ dijo cortante evitando que le hiciera preguntas que seguramente no respondería.

Al ver que llegaban a la preparatoria, suspiro un poco y espero que el mismo chico tomara su bolso aunque estuvo apunto de decirle a la “encantadora persona” que estaba sentada como piloto que le entregara el bolso pero solo se mantuvo en silencio, hasta que vio al chico bajarse del auto*─Adios… ─ bajo la ventana nuevamente para mirar al chico ─Recuerda llamarme a mi… y no a mi madre ya sabes como es… ─ dijo en un tono neutro quitando de ella definitivamente los lentes de sol, y al ver que el chico solo asentí y se daba la vuelva, volvió a subir aquella ventanilla recostándose mejor de aquel asiento ─Bueno… ya ahora si a la universidad…─ se toco un poco el tabique de la nariz mientras repasaba mentalmente el discurso de todos los días al entrar al salando clases, y lo que mas detestaba en esos momentos es ver como muchas chicas se acercaban a ella para una foto, o parecer las mejores amigas del mundo cosa la cual le desagradaba y casi terminaba mordiendo fuertemente su mandíbula para no parecer odiosa, se froto un poco la cien con sus dedos, suspirando de vez en cuando, pero al alzar su mirada noto como estaban llegando a su “infierno de sonrisas”, como ella misma le decía, acerco sus manos hasta su bolso tomando sus cosas para guardarlas dentro del mismo colocándose nuevamente sus lentes de sol, esperando que aquel chico le abriera la puerta.

Al ver que todo lo tenia completamente arreglado acomodo su cabello de un lado mirando al chico ─¿Debo decirte todo?, que verdadera molestia si esto era así le pedía a mi hermano que me trajera, que fastidio hablar con un empleado…─ negó con la cabeza varias veces, pero luego respiro profundamente y cambio su voz a un tono mas dulces ─Serias tan amable de abrir mi puerta no deseo llegar tarde… y no te sorprendas que veras mucho esta actitud…─* inclino levemente su cabeza a un lado mirándolo fijamente, pero al sentir que alguien tocaba su puerta giro su cabeza para abrir la ventanilla nuevamente, y darse cuenta de que era uno de los insoportables de su clase ─No tengo ganas de hablar del tema… me das un permiso debo salir….─ estaba calmada pero aun detestaba que se acercaran al auto sin ella aun pisar la universidad, se bajo un poco los lentes y miro al chico que era su guardaespaldas, haciéndolo señas con la mira y hasta con sus labios para que entendiera “sácalo de mi vista” eso era lo único que pedía en ese momento…


Wang Fei Fei 王霏霏
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
NOBODY CAN FULLY UNDERSTAND ANOTHER PERSON, IT'S HARD ENOUGH UNDERSTANDING ONESELF ... MAYBE THAT'S WHY LIFE IS SO INTERESTING
avatar
Wang Fei Fei
Administrador
Administrador

Mensajes : 310
Edad : 26
Fecha de inscripción : 18/06/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Primer día y ya te estoy odiando... {Priv/ Jun Su}

Mensaje por Invitado el Vie Ago 10, 2012 7:51 pm

Si ya era complicado tener que convivir con la mujer más insoportable del planeta tierra, ahora lo sería mucho más si estaba su hermano de por medio, estaba completamente nervioso porque a sabiendas de como era el chico capaz y decía algo que hiciera que todo lo que tenía planeado se viniese abajo, era complicado tener al ser por quien estaba haciendo toda esa clase de cosas tan cerca y a la vez tan lejos, ahora tenía que cumplir la función de sirviente de ambos siendo la chica una pesada y quien sabe como sería en dado caso el chico fingiendo ni siquiera haberle visto en toda su vida; Sosteniendo el volante con ambas manos escuchando lo que la señorita le estaba diciendo, sonriendo despacio ya que verdaderamente no sabía con quien estaba hablando, y sin decir nada o mejor dicho sin desear mal gastar saliva con ella siguió su camino desviándose un poco para poder llegar hasta lo que era la preparatoria del chico, escuchando los sonidos que la tablet de ella hacían y los que la consola del chico también hacía notar dentro del silencio completamente sepulcral en los adentros del auto en color negro, pensando en lo ridículo que podía estarse viendo al no tener un buen traje algo presentable como debía de ser en esa mañana para empezar con su trabajo, pero mandando todo eso a la mierda ya que odiaba después de todo el hecho de tener que ponerse aquellos trajes tan tétricos pensando en que eso era un severo daño a su sentido de la moda, ya que no por estar murto se quería decir que tenía que vestirse mal o ¿Si?. Llegando así entonces hasta la entrada principal de aquello que parecía ser una preparatoria que él ni en mil años llegó a cruzar, viéndola desde fuera con mucha atención para cerciorarse por si mismo de que era completamente cierto de que su hermano estaba siendo bien cuidado, viendo por un momento los ojos del chico los cuales expresaban algo de molestia ante sus mentiras, sonriendo despacio - Ven por mi a las dos... - Escuchó del chico viendo como este se bajaba del auto sin más, recostándose él mejor del asiento y emprendiendo su marcha hacia lo que era la Universidad de la niña pija.

Escuchó con el mismo tono que la misma empleaba en casi todo momento que el decía el hecho de llevarla hacia su destino en la mañana, como si él fuera un retrasado que todo lo olvidaba, encendiendo el estéreo ya que verdaderamente no quería bajo ninguna razón seguir escuchando su voz la cual hacía que le detestase mucho más de lo que ya lo estaba haciendo en tan solo horas de haberla conocido, tenía experiencia trabajando como guarda espaldas pero jamás con una persona como lo era ella bajo ninguna circunstancia, escuchando despacio lo que sonaba en el estéreo del auto llegando así hasta lo que era la Universidad de la chica, más que todo conocida como la Universidad más grande y más cara en Seúl, sin decir nada recostado nuevamente del asiento como si no pensaba bajarse del auto para abrirle la puerta la chica y que esta se bajara como toda una reina, gustándole ya el hecho de hacerla enfadar más que todo con sus cosas, ya que sabía de ante mano que la misma era una amargada sin sentido viviendo prácticamente con doble personalidad al no demostrar a los demás esa verdadera forma suya de ser solo por conveniencia, odiaba a las personas de ese tipo de calaña, frunciendo un poco su seño al darse cuenta de que él era de esa misma clase, ya que el vivir una vida que no le pertenecía era lo que más odiaba en el mundo y mucho más cuando de por medio estaba la vida de la persona por la que daría la que ya no tenía, su hermano.

Escuchó un pequeño golpe que dio en el vidrio de la ventanilla por donde se iba a bajar casualmente la chica, girando instantáneamente su cabeza para denotar de quien se trataba, ¿Un admirador? Tenía buen porte el chico para poder ser un idiota cabeza de chorlito que estaba enamorado de la chica popular del colegio, parecía más bien ¿Su novio? ¿Tenía novio? Preguntas que venían a su cabeza y no porque estaba interesado en saberle la vida a la chica, si no porque estaba impresionado de que alguien pudiese enamorarse de un monumento sin emociones como lo era ella, sonriendo leve por eso que había llegado a su cabeza bajándose entonces el auto para ponerse justo al lado de la puerta de ella abriendo la misma y levantando su brazo para que el chico en cuestión se alejase de ella mientras que bajaba, - Por favor... Aléjese... - Dijo en un tono frío y sin intenciones de ser amable con el mismo ya que estaba dentro de su zona y todo aquel que lo estaba era hombre muerto, Jun Su se tomaba su trabajo demasiado en serio como para que un idiota enamorado viniera y arruinara el mismo, viendo como la chica comenzaba a bajar del auto y cerrando la puerta tras de eso, se paró justo tras de ella esperando entonces a que ella empezara la marcha y así comenzar con su primer día de trabajo, pero al notar que el chico no quería alejarse entrecerró sus ojos bajo aquellos cristales de color negros completamente poniéndose alerta a cualquier cosa ya que el mismo no quería bajo ninguna circunstancia alejarse de ella, escuchando cualquier clase de estupidez como para que ella le prestara atención, mientras que él solo le observaba con bastante tranquilidad pero haciendo ver que no iba a permitir que se acerca a ella, viendo como ella de vez en cuando lograba zafarse de él pero no del todo ya que el mismo comenzaba a ponerse realmente fastidioso.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Primer día y ya te estoy odiando... {Priv/ Jun Su}

Mensaje por Wang Fei Fei el Miér Ago 15, 2012 11:42 am

Que patética eran a veces las personas que se acercaban a ella, eran tan molestas hasta insoportables como para que ella pudiera durar con una hermosa sonrisa siendo una niña dulce, como muchos pensaban que era, respiro profundamente bajando de aquel auto con sus lentes de sol y su bolso en su hombro derecho, y es que al ver al chico solo le daba dolores de cabeza ya que desde hace días anda con el mismo tema de salir con ella, simplemente porque Fei lo ayudo con algunas cosas y fue amable cosa rara pero así fueron las cosas y es que a decir verdad el chico no era para nada feo, esos cabellos rubios eran muy bonitos pero su comportamiento era patético, la verdad le cansaba que la estuviera tocando y mas ahora que la jalaba un poco pero igual se soltaba de su agarre, como si nada tratando de mantener aquel carácter de niña linda, menos mal que en su rostro tenia aquellos lentes porque de seguro se hubiera notado lo odiosa que estaba en ese momento y el otro que solo decía “aléjese” giro un poco su cabeza hacia su guardaespaldas y es que esperaba algo mejor que un simple “aléjese” ¡ash! De verdad le estaban colmando la paciencia todos los hombres que llegaba a conocer, si no eran idiotas eran cabezas huecas o para sus males se creían mas que ella, cosa la cual no toleraba ni siquiera a su hermano, respiro profundamente y bajo un poco sus lentes para mirar al chico ─Discúlpame pero ahora no tengo tiempo para ti…─ le mostro una dulce sonrisa sin mostrar sus dientes porque de verdad solo le provocaba patearlo o en dado caso golpearlo con su bolso.

Al ver que el chico se quedaba como encantado, se alejó de el rápidamente colocándose rápidamente sus lentes de sol, acomodando un poco mejor su cabello para comenzar a caminar hacia la entrada de la universidad, pero algo la detuvo trastabillando un poco al sentir la fuerza en que tomaron su brazo girándose en un segundo hacia esa persona la cual era el mismo chico que estaba parado frente a su auto, pestaño varias veces al ver tal comportamiento de verdad le parecía increíble lo que estaba haciendo ¿de verdad era él? Pero eso si que le molestaba que la tomaran con fuerza como si ella fuera una cosa que podían tomar y estrujar a su gusto ─Quítame las manos de encima ahora… si no quieres un escandalo─ dijo apretando sus dientes para no golpearlo por lo que había echo, ¿es que acaso estaba buscando la muerte? Detestaba que cualquiera la tocara así fuera un simple cabello, mejor dicho casi odiaba el contacto físico con las personas que apenas conocía y tenia trato con ese chico solo llevaba días hablando o eso el creía porque para Fei ni siquiera fueron minutos, se acordaba de su rostro eso si pero de su nombre no tenia ni idea, además esas cosas le daba igual para ella los nombres de las personas ajenas a ella eran solo palabras que se las llevaba el viento y es por ello que ni se preocupa en acordarse de alguno y es que cuando estaba en duda de algún nombre este mismo lo decía para que ella lo recordara aunque fuera una simple mentira porque la verdad no conocía ni a los que estudiaban en su clase ya que para ella solo eran cuerpos humanos.

Pero al ver que el chico no la soltaba lo empujo alejándose de el nuevamente pero este la volvió a tomar pero esta vez de las caderas jalándola de un solo golpe hacia el ─¡Ha!! Suéltame idiota ¡ahora!─ le dijo sin importar mucho su alrededor sintiendo como la fuerza del chico lastimaba su cuerpo y esta vez sus muñecas por haberla girado dejándola frente a él tratando de besarla a la fuerza ─Ha… quítate me haces daño…─ movía su cabeza alejándose de los labios de chico cosa que hiciera que sus lentes cayeran al piso y que el chico los pisara rompiéndolos al pisarlos, no podía soportar semejante cosa ¿Qué se creía él para tocarla e incluso querer besarla? Se pregunto a si misma, tratando de pensar como quitárselo de encima ya que al parecer estaba sola y es que sintió asco al sentir los labios del chico sobre su mejilla, mantenía los ojos cerrados fuertemente aun tratando de alejarse ya sus muñecas estaban rojas por la presión que el chico ejercía sobre ellas y mas con el jale que hacia Fei para intentar que la soltara…, y mas ahora se preguntaba en donde demonios estaba aquel guardaespaldas que ahora mas que nunca estaba necesitando uno ¿es que ese hombre no se daba cuenta de que la estaban lastimando?, hermoso día el que estaba teniendo Fei justamente cuando tenia que entregar un proyecto y ¿es que solo le pasan cosas malas?.


Wang Fei Fei 王霏霏
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
NOBODY CAN FULLY UNDERSTAND ANOTHER PERSON, IT'S HARD ENOUGH UNDERSTANDING ONESELF ... MAYBE THAT'S WHY LIFE IS SO INTERESTING
avatar
Wang Fei Fei
Administrador
Administrador

Mensajes : 310
Edad : 26
Fecha de inscripción : 18/06/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Primer día y ya te estoy odiando... {Priv/ Jun Su}

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.